jueves, 17 de diciembre de 2015

Las cosas buenas




"Más adelante, en el prólogo de la col, hay una historia  sobre Descartes. Una "marquesa viviracha", que compartía  la suposición común de que el alto pensamiento debería ir acompañado de una vida austera, topó una vez con el filósofo ingiriendo más de lo que era estrictamente necesario para sustentar a un eremita. Cuando ella expresó su sorpresa, Descartes contestó: "¿Cree usted que Dios hizo las cosas buenas sólo para los idiotas?".

Julian Barnes, El perfeccionista en la cocina.

Hoy en día




Hoy en día, el viejo chiste acerca de un rico que le dice a su criado "Echa a este mendigo. Soy tan sensible que no soporto ver sufrir a la gente" resulta más oportuno que nunca.

Slavoj Zizek, Mis chistes mi filosofía.

La novia



Toca la campana
de la catedral. 
!Y yo sin zapatos,
yéndome a casar! 

¿Donde esta mi velo,
mi vestido blanco,
mi flor de azahar? 

¿Donde mi sortija,
mi alfiler dorado,
mi lindo collar? 

¡Date prisa, madre! 
Toca la campana
de la catedral. 

¿Donde esta mi amante?
Mi amante querido,
en donde estará? 

Toca la campana
de la catedral. 

¡Y yo sin mi amante
yéndome a casar!

Rafael Alberti


miércoles, 9 de diciembre de 2015

Hay un viejo chiste judío




"Hay un viejo chiste judío que le encantaba a Derrida, en el que un grupo de judíos que está en una sinagoga admite públicamente su nulidad a los ojos de Dios. Primero, un rabino se pone en pie y dice: "Dios mío, sé que no valgo nada. ¡No soy nada!" Cuando ha terminado, un rico hombre de negocios se pone en pie y dice, dándose golpes en el pecho: "Dios mío, yo tampoco valgo nada, siempre obsesionado con la riqueza material. ¡No soy nada!" Tras este espectáculo, un judío pobre, corriente y moliente, se pone en pie y proclama: "Dios mío, no soy nada". El rico hombre de negocios le da una patadita al rabino y le susurra al oído con desdén: "¡Menuda insolencia! ¿Quién es este tío que se atreve a afirmar que él tampoco es nada?"

Slavoj Žižek, Mis chistes, mi filosofía.



domingo, 22 de noviembre de 2015

Voyeurism and digital identity



No creo en dios pero





"No creo en Dios, pero le tengo miedo"

Gabriel García Márquez, El amor en los tiempos del cólera


Pointlessness




“It would have been so pointless to kill himself that, even if he had wanted to, the pointlessness would have made him unable.”

Franz Kafka, The Trial, 1925


jueves, 19 de noviembre de 2015

Just say I love him



Just say that I need him as roses need the rain
And tell him that without him my dreams are all in vain
Just say I love him loved him from the start
And tell him that I'm yearning to say what's in my heart
Just say that I need him as roses need the rain
Tell him that without him my dreams are all in vain

If you should chance to meet him anytime anyplace anywhere
Say I was a fool to leave him
Tell him how much a fool can care
And if he tells you he's lonely now and then
Just won't you tell him that I love him
And want him back again


miércoles, 11 de noviembre de 2015

Un quejido tan profundo




"Para poder tumbarme de nuevo sobre ella tendré que esperar a estar exánime, helado; ella quedará debajo de mí en una noche en la que ya no seremos nada. Desde hace dos años me planto ante la losa como el perro que ha perdido a su amo y que a pesar de saber que no volverá sigue ladrando incansable. Porque, aunque no sea atendido, un quejido tan profundo no deja de cambiar la esencia del mundo."

Marc Bernard, La muerte de la bien amada


martes, 10 de noviembre de 2015

El sentimiento




"El sentimiento siempre sabe más de una persona que todos los documentos."

Stefan Zweig, Maria Antonieta


Introvert problems








La muerte de la bien amada





"Y los muertos se le hicieron tan conocidos como si a través de ella estuviese emparentado con cada uno de ellos; dejó hablar a los demás, y no los creyó, y llamo a aquella tierra la siempre dulce, la bien asentada, y la sondeó para los pies de su amada".

Rainer Maria Rilke, La muerte de la bien amada (poema)


Cuarenta años



“Lo que sé a los sesenta años, ya lo sabía a los veinte. Cuarenta años de un largo, superfluo trabajo de comprobación.” 

E. M. Cioran



Dos veces, y por mi culpa




"Dos veces, y por mi culpa, estuve cerca de perderla. La conocí en el Louvre, ante la Venus de Milo, una mañana de otoño de 1938. Al mismo tiempo queella rondaba la escultura, yo la rondaba a ella."

Marc Bernard, La muerte de la bien amada.




lunes, 5 de octubre de 2015

Why people believe they can’t draw



Ain't Got No, I Got Life




"I got my hair, I got my head
I got my brains, I got my ears
I got my eyes, I got my nose
I got my mouth, I got my smile
I got my tongue, I got my chin
I got my neck, I got my boobs

I got my heart, I got my soul
I got my back, I got my sex
I got my arms, I got my hands
I got my fingers, Got my legs
I got my feet, I got my toes
I got my liver, Got my blood

I've got life , I've got my freedom
I've got the life"


sábado, 3 de octubre de 2015

A causa de la palabra






"A causa de la palabra los hombres dan la ilusión de ser libres. Si hiciesen lo que hacen sin decir, una sola palabra, se les tomaría por autómatas. Al hablar se engañan a si mismos igual que engañan a los demás: Si anuncian lo que van a llevar a cabo, ¿Como pensar que no son dueños de sus actos?" 

E. M. Cioran


All people are insane





“All people are insane. They will do anything at any time, and God help anybody who looks for reasons.”

Kurt Vonnegut, Mother Night


Allí están ellos





Lee a los viejos poetas, hijo mío
y no te arrepentirás
Entre las telarañas y las maderas podridas
de barcos varados en el purgatorio
allí están ellos
¡cantando!
¡ridículos y heroicos!
Los viejos poetas
Palpitantes en sus ofrendas
Nómades abiertos en canal y ofrecidos
a la nada
(pero ellos no viven en la nada
sino en los sueños)
Lee a los viejos poetas
y cuida sus libros
Es uno de los pocos consejos
que te puede dar tu padre

Roberto Bolaño


No habría problemas en el mundo





"No hay problema en el mundo que no pudiera resolverse si la gente se limitara a seguir mis consejos"

Gore Vidal

Poema XVI




A la una la botella está vacía.
a las dos el libro al fin cerrado,
a las tres los amantes ya duermen
dándose la espalda
terminados el amor y su comercio,
y ahora las luminosas manecillas
indican que son más de las cuatro,
esa hora de la noche en la que los vientos errantes
agitan la oscuridad.

Y estoy harto de este insomnio,
tanto que casi puedo creerme
que el silencioso río que sale a chorros de la cueva,
no es poderoso ni profundo,
tan solo una imagen, una metáfora forzada.
Me acuesto y espero a que llegue la mañana, y con ella los pájaros,
y los primeros pasos que bajan por la calle sin barrer,
y las voces de muchachas protegidas con bufandas.

Philip Larkin

Inflation blues


Now listen Mr. President 
All your congressmen, too
You got me frustrated
And I don't know what to do

I'm trying to make a dolar

I can't save a cent
It takes all of my money
Just to eat and pay my rent
I got the blues
Got those inflation blues



You know, I'm not one
Of those high brows
I'm average Joe to you
I came up eating cornbread
Candied yams and chicken stew
Now you take that paper dollar
It's only that in name
The way that buck has shrunk
It's a lowdown dirty shame
That's why I got the blues
Got those inflation blues

Mr. President
Please cut the price of sugar
I wanna make my coffee sweet
I wanna smear some butter on my bread
And I just got to have my meat
When you start rationing
You really played the game
And things are going up
And up and up and up
And my check remains the same
That's why I got the blues
Got those inflation blues


El rostro de un candidato político en una valla publicitaria




Ahí está:
No demasiadas resacas
No demasiadas peleas con mujeres
No demasiados neumáticos desinflados
Nunca pensó en el suicidio

No más de tres dolores de muelas
Nunca se saltó una comida
Nunca estuvo encarcelado
Nunca estuvo enamorado

7 pares de zapatos

un hijo en la universidad
un coche que no tiene más que un año
pólizas de seguros
un césped muy verde
cubos de basura con tapa hermética

seguro que le eligen.

Charles Bukowski


Bang Bang



I was five and he was six
We rode on horses made of sticks
He wore black and I wore white
He would always win the fight

Bang bang
He shot me down, bang bang
I hit the ground , bang bang
That awful sound, bang bang
My baby shot me down

Seasons came and changed the time
When I grew up, I called him mine
He would always laugh and say
Remember when we used to play

Bang bang
I shot you down, bang bang
You hit the ground , bang bang
That awful sound, bang bang
I used to shoot you down

Music played and people sang
Just for me the church bells rang

Now he's gone I don't know why
And till this day some times I cry
He didn't even say goodbye
He didn't take the time to lie


No es humilde




"No es humilde aquel que se odia"

E. M. Cioran


lunes, 28 de septiembre de 2015

47 segundos de sabiduria



"Inventamos una montaña de consumo superfluo, y hay que tirar y vivir comprando y tirando. Y lo que estamos gastando es tiempo de vida, porque cuando yo compro algo, o tú, no lo compras con plata, lo compras con el tiempo de vida que tuviste que gastar para tener esa plata. Pero con esta diferencia: la única cosa que no se puede comprar es la vida. La vida se gasta. Y es miserable gastar la vida para perder libertad."

José Mujica


Horas



El villorio
Un tren detenido sobre el llano

En cada charco
duermen estrellas sordas
Y el agua tiembla
Cortinaje al viento

La noche cuelga en la arboleda

En el campanario florecido
Una gotera viva
Desangra las estrellas

De cuando en cuando
Las horas maduras
Caen sobre la vida.

Vicente Huidobro



Why Be Happy When You Could Be Interesting?



"I claim that this is how things function.  We don't really want what we think we desire."

"You know, happiness is for me a very conformist category.  It doesn't enter the frame.  You have a serious ideological deviation at the very beginning of a famous proclamation of independence -- you know, pursuit of happiness.  If there is a point in psychoanalysis, it is that people do not really want or desire happiness, and I think it’s good that it is like that. 

For example, let’s be serious: when you are in a creative endeavor, in that wonderful fever--“My God, I’m onto something!” and so on--, happiness doesn't enter it.  You are ready to suffer.  Sometimes scientists--I read history of quantum physics or earlier of radiation--were even ready to take into account the possibility that they will die because of some radiation and so on.  Happiness is, for me, an unethical category.

And also, we don't really want to get what we think that we want.  The classical story that I like, the traditional male chauvinist scenario: I am married to a wife, relations with her are cold, and I have a mistress, and all the time I dream, “Oh my God, if my wife were to disappear . . . ,”  I’m not a murderer, but let us say, “it would open up new life for me with the mistress.”  You know what every psychoanalyst will tell you quite often happens?  That then, for some reason, wife goes away, you lose the mistress, also. 

You thought this is all I want.  When you had it there, you found out that it was a much more complex situation, where what you want is not really to live with the mistress but to keep her at a distance as an object of desire about which you dream.  And this is not just an excessive situation.  I claim that this is how things function.  We don't really want what we think we desire."

Slavoj Žižek

lunes, 21 de septiembre de 2015

Vengo en 5 minutos






Estimados clientes:
He salido un momento a pedir la mano de Rosaura, la hija del sastre. Llevo demasiado tiempo solo. Si acepta, huiremos juntos de la ciudad, nos casaremos en la primera iglesia que encontremos en el camino, y tendremos dos hijos. Al mayor lo llamaremos Anselmo, por mi abuelo. De lo contrario volveré en cinco minutos. 
 María José Barrios,  Cuentos mínimos.


¿Qué han hecho los romanos por nosotros?




"Reg: Bueno, pero aparte del alcantarillado, la sanidad, la enseñanza, el vino, el orden público, la irrigación, las carreteras y los baños públicos, ¿qué han hecho los romanos por nosotros?
Militante del Frente Popular de Judea: Nos han dado la paz.
Reg: ¿La paz? ¡Que te folle un pez!"

Monty Python, La vida de Brian







Lágrimas negras



Aunque tu me has echado en el abandono
aunque ya has muerto todas mis ilusiones
en vez de maldecirte con justo encono
en mis sueños te colmo
en mis sueños te colmo de bendiciones.

Sufro la inmensa pena de tu extravió
siento el dolor profundo de tu partida
y lloro sin que sepas que el llanto mio
tiene lágrimas negras
tiene lágrimas negras como mi vida.

Tu me quieres dejar, yo no quiero sufrir
contigo me voy mi santo aunque me cueste morir.


Que se sepa




"Yo nací con mi bin bin
y tengo mi bom bom bom
Que se sepa
que se sepa."

Roberto Roena & Apollo Sound, Que Se Sepa


Agloe






"This is a map of New York State that was made in 1937 by the General Drafting Company. It's an extremely famous map among cartography nerds, because down here at the bottom of the Catskill Mountains, there is a little town called Roscoe -- actually, this will go easier if I just put it up here -- There's Roscoe, and then right above Roscoe is Rockland, New York, and then right above that is the tiny town of Agloe, New York. Agloe, New York, is very famous to cartographers, because it's a paper town. It's also known as a copyright trap. Mapmakers -- because my map of New York and your map of New York are going to look very similar, on account of the shape of New York -- often, mapmakers will insert fake places onto their maps, in order to protect their copyright. Because then, if my fake place shows up on your map, I can be well and truly sure that you have robbed me. Agloe is a scrabblization of the initials of the two guys who made this map, Ernest Alpers and Otto [G.] Lindberg, and they released this map in 1937. Decades later, Rand McNally releases a map with Agloe, New York, on it, at the same exact intersection of two dirt roads in the middle of nowhere. Well, you can imagine the delight over at General Drafting. They immediately call Rand McNally, and they say, "We've caught you! We made Agloe, New York, up. It is a fake place. It's a paper town. We're going to sue your pants off!" And Rand McNally says, "No, no, no, no, Agloe is real." Because people kept going to that intersection of two dirt roads --  in the middle of nowhere, expecting there to be a place called Agloe -- someone built a place called Agloe, New York. (Laughter) It had a gas station, a general store, two houses at its peak."


If you could have anything in the world






La política de lo peor





"Con toda la furia de su ser, se lanza en medio de los acontecimientos y trata, uno contra millones, de invertir el giro de la rueda inmensa de la Revolución, que él mismo echó a rodar. 
Entender la maravillosa osadía de esta lucha en dos frentes, lo grandioso de esta doble posición, supera la capacidad de comprensión política de una naturaleza tan rectilínea como la de María Antonieta. Cuanto más osados se vuelven los memoriales que presenta, cuanto más diabólicos los consejos que da, tanto más se asusta su entendimiento, en el fondo sobrio. La idea de Mirabeau es que Belcebú eche al Diablo, aniquilar la Revolución por medio de su exceso, la anarquía. Como no se puede mejorar la situación, hay que empeorarla lo más rápido que se pueda -su tristemente famosa politique du pire [política de lo peor]-, igual que un médico que provoca la crisis con irritativos para así acelerar la curación. No hay que rechazar el movimiento popular, sino apoderarse de él; no combatir la Asamblea Nacional desde arriba, sino excitar secretamente al pueblo para que él mismo mande al diablo a la Asamblea Nacional; no esperar calma y paz, sino al contrario aumentar al máximo la injusticia y la insatisfacción del país y provocar así una fuerte necesidad de orden, el viejo orden; no retroceder ante nada, ni siquiera ante la guerra civil... Ésos son los consejos, amorales, pero políticamente clarividentes, de Mirabeau. Mas ante tal osadía, que anuncia resonante como una fanfarria: << Cuatro enemigos se acercan a paso rápido, los impuestos, la bancarrota, el ejército y el invierno; hay que tomar una decisión y preparase para los acontecimientos cogiendo sus riendas. En pocas palabras, la guerra civil es segura y quizá necesaria>>, ante tan osadas afirmaciones, el corazón de la reina tiembla. <<Cómo puede Mirabeau, o cualquier otros ser pensante, creer que nunca, y menos ahora, ha llegado el momento de provocar una guerra civil>>, responde espantada, y califica el plan de <<loco de punta a punta>>. Su desconfianza contra el inmoralista, dispuesto a recurrir a cualquier medio, incluso el más terrible, se vuelve poco a poco insuperable. En vano trata Mirabeau de <<sacudir con truenos este espantoso letargo>>, no se le escucha, y poco a poco, a su ira contra esta laxitud espiritual de la familia real se suma cierto desprecio por el royal bétail, el real borrego, por esa real naturaleza de  oveja que espera paciente a que llegue el matarife. Hace mucho que sabe que lucha en vano por esa corte vagamente dispuesta al bien, pero incapaz de una verdadera acción. Pero la lucha es su elemento. Él mismo, un hombre perdido, lucha por una causa perdida, y una vez arrebatado por la negra ola gritará de nuevo a los dos su desesperada profecía: <<¡Buen pero débil rey! ¡Desdichada reina! ¡Mirad el terrible abismo al que os conduce oscilar entre una confianza demasiado ciega y una excesiva desconfianza! Aún queda reservado a ambas partes un esfuerzo enérgico, pero será el último. Si renunciáis a él o si fracasa, un velo de luto cubrirá este reino. ¿Qué será de él? ¿Adonde irá la nave, golpeada por el rayo y arrastrada por la tormenta? No losé. Pero si yo mismo escapo al naufragio público, siempre me diré con orgullo, en mi retiro: me he expuesto a mi propia  ruina para salvarlo a todos. Pero ellos no lo han querido>>

Stefan Sweig, María Antonieta.


domingo, 20 de septiembre de 2015

Calvin's self-steem




I’ve never been free in my whole life





“I’ve never been free in my whole life. Inside I’ve always chased myself. I’ve become intolerable to myself. I live in a lacerating duality. I’m seemingly free, but I’m a prisoner inside of me.”

Clarice Lispector, A Breath of Life

El cajón de mármol y piedra con cien ventanas de Versalles






"Ya con su primer viaje, María Antonieta ha conquistado París. Pero, al mismo tiempo, París conquista a María Antonieta. Desde ese día, sucumbe a la ciudad. A menudo, y pronto demasiado a menudo, viaja a esa urbe atractiva, fuente inagotable de placer. Ora de día, en caravana principesca, con todas las damas de su corte, ora de noche, con un pequeño séquito íntimo, para ir al teatro o a los bailes y desahogarse privadamente, ya sea de forma dudosa o inocente. Sólo ahora, cuando se ha librado de la monótona división de sus jornadas impuesta por el calendario de la corte, esta seminiña, esta impetuosa muchacha, se da cuenta de lo terriblemente aburrido que es el cajón de mármol y piedra con cien ventanas de Versalles, con sus reverencias e intrigas y sus acartonadas fiestas, de lo rancias que eran esas burlonas y gruñonas tías, con las que pasaba las mañanas en misa y las tardes bordando. Toda esa cortesía sin alegría y libertad, con su pose terriblemente afectada, ese eterno minueto de personajes siempre iguales, los mismos movimientos delimitados el mismo espanto ante el menor de los pasos en falso, le parecen fantasmagóricamente momificados y artificiales, comparados con la desenvuelta y arrolladora vitalidad de París. Es como si hubiera salido al aire libre desde un invernadero. Aquí, en la confusión de la enorme ciudad, es posible sumergirse y desaparecer, escapar del reloj implacable de que divide la jornada y jugar con el azar; aquí se puede vivir y disfrutar, en tanto que allí solamente se vive para el espejo. Así que ahora, de forma regular, dos o tres veces por semana, una carroza rueda por las noches hacia París, ocupada por mujeres alegremente engalanadas, y no regresa hasta el amanecer. (...)
¿Qué puede haber de injusto en esa loca alegría, en ese relajado vivir la vida? Con el ímpetu de su tonta juventud, María Antonieta cree que todo el mundo es feliz y despreocupado, sólo porque ella misma es despreocupada y feliz. Pero mientras ella en su inocencia cree renunciar a la corte y hacerse popular en París con sus viajes de diversión, en realidad, con sus carrozas de cristalino tintineo, lujosas y dotadas de amortiguación, está pasando a veinte años de distancia del verdadero pueblo y el verdadero París"


Stefan Sweig, María Antonieta.

miércoles, 22 de julio de 2015

Life isn't like in the movies





"Alfredo: Living here day by day, you think it's the center of the world. You believe nothing will ever change. Then you leave: a year, two years. When you come back, everything's changed. The thread's broken. What you came to find isn't there. What was yours is gone. You have to go away for a long time... many years... before you can come back and find your people. The land where you were born. But now, no. It's not possible. Right now you're blinder than I am.

Salvatore: Who said that? Gary Cooper? James Stewart? Henry Fonda? Eh?

Alfredo: No, Toto. Nobody said it. This time it's all me. Life isn't like in the movies. Life... is much harder."


I hate you




"Gilda: Would it interest you to know how much I hate you, Johnny?
Johnny Farrell: Very much.
Gilda: I hate you so much that I would destroy myself to take you down with me."

Gilda (1946)

viernes, 29 de mayo de 2015

El viaje nunca acaba





"El viaje nunca acaba (...) Hay que ver lo que ya se vio, ver en primavera lo  que se vio en verano ver de día lo que se vio de noche con sol donde antes había lluvía, ver el sembrado verde, el fruto madurado, la piedra que cambió de sitio, la sombra que no estaba allí."

José Saramago, Viaje a portugal.


Para ella la comida no es comida




"Para ella la comida no es comida: es terror, dignidad, gratitud venganza, alegría, humillación, religión, historia y, por supuesto, amor. Era como si las frutas que siempre nos ofrecia las hubiera cogido de las ramas arrasadas de nuestro árbol familiar."

Jonathan Safran Foer, Comer animales.

El peso




"Llevamos al menos veinticinco siglos soportando sobre nuestros hombros el peso de magníficas civilizaciones heterogéneas, todas llegadas de fuera, ninguna germinada por nosotros, ninguna a la que podamos llamar nuestra (...) Esta violencia del paisaje, esta crueldad del clima, esta tensión continua en todos los aspectos incluso estos monumentos del pasado, magníficos pero imcomprensibles porque no los edificamos nosotros, que nos acechan como hermosísimos fantasmas mudos (...) todas estas cosas han conformado nuestro carácter, que ha acabado así condicionado por una fatalidad externa y una insularidad de ánimo aterradora."

Giuseppe Tomasi Di Lampedusa, El gatopardo.

jueves, 14 de mayo de 2015

Madrid, te comería a versos





Veleta




Viento del Sur,
moreno, ardiente,
llegas sobre mi carne,
trayéndome semilla
de brillantes
miradas, empapado
de azahares.

Pones roja la luna
y sollozantes
los álamos cautivos, pero vienes
¡demasiado tarde!
¡Ya he enrollado la noche de mi cuento
en el estante!

Sin ningún viento,
¡hazme caso!,
gira, corazón;
gira, corazón.

Aire del Norte,
¡oso blanco del viento!
Llegas sobre mi carne
tembloroso de auroras
boreales,
con tu capa de espectros
capitanes,
y riyéndote a gritos
del Dante.
¡Oh pulidor de estrellas!
Pero vienes
demasiado tarde.
Mi almario está musgoso
y he perdido la llave.

Sin ningún viento,
¡hazme caso!,
gira, corazón;
gira, corazón.

Brisas, gnomos y vientos
de ninguna parte.
Mosquitos de la rosa
de pétalos pirámides.
Alisios destetados
entre los rudos árboles,
flautas en la tormenta,
¡dejadme!
Tiene recias cadenas
mi recuerdo,
y está cautiva el ave
que dibuja con trinos
la tarde.

Las cosas que se van no vuelven nunca,
todo el mundo lo sabe,
y entre el claro gentío de los vientos
es inútil quejarse.
¿Verdad, chopo, maestro de la brisa?
¡Es inútil quejarse!

Sin ningún viento.
¡hazme caso!
gira, corazón;
gira, corazón.

Federico García Lorca


Te quiero





“Te quiero como para invitarte a pisar hojas secas una de estas tardes. Te quiero como para salir a caminar, hablar del amor, mientras pateamos piedritas. Te quiero como para volvernos chinos de risa, ebrios de nada y pasear sin prisa las calles. Te quiero como para ir contigo a los lugares que más frecuento, y contarte que es ahí donde me siento a pensar en ti. Te quiero como para escuchar tu risa toda la noche. Te quierocomo para no dejarte ir jamás. Te quiero como se quiere a ciertos amores, a la antigua, con el alma y sin mirar atrás”. 

Jaime Sabines



Philosophy animations





El número de mi tarjeta es el siete





"Ahora estoy escribiendo esto sentado en una silla de plástico naranja al final de una de las incontables hileras atornilladas de sillas de plástico naranja del muelle 21. Hemos bajado del autobús y hemos sido conducidos en manada con ayuda de un megáfono a través de las grandes puertas de cristal del muelle 21, en donde dos señoras con uniformes navales todavía más severas nos han dado a cada uno una tarjeta de plástico con un número. El número de mi tarjeta es el siete. La gente que tengo sentada alrededor me  pregunta "qué soy", y supongo que tengo que responder que soy "un siete". Las tarjetas no son nuevas en absoluto, y la mía tiene los vestigios de volutas de una huella dactilar de chocolate en una punta."

David Foster Wallace, Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer.


No me he traído ninguna cámara






"Dejamos atrás un campo enorme de esas torres de perforación automáticas en forma de martillo meneándose a ritmo felador, y en el horizonte más allá del mismo hay una franja casi invisible de color gris brillante que imagino que debe de ser el mar. En mi autobús se usan muchos idiomas distintos. Siempre que pasamos por un bache o por encima de unas vías se oye un tremendo clic masivo de todas las cámaras que todo el mundo a mi alrededor lleva al cuello. No me he traído ninguna cámara y siento un orgullo perverso por ello."

David Foster Wallace, Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer.


Tengo treinta y tres años y la impresión de que ha pasado mucho tiempo





"Tengo treinta y tres años y la impresión de que ha pasado mucho tiempo y que cada vez pasa más deprisa. Cada día tengo que llevar a cabo más elecciones acerca de qué es bueno, importante o divertido, y luego tengo que vivir con la pérdida de todas las demás opciones que esas elecciones descartan. Y empiezo a entender cómo, a medida que el tiempo se acelera, mis opciones disminuyen y las descartadas se multiplican exponencialmente hasta que llego a un punto en la enorme complejidad de ramificaciones de la vida en que me veo finalmente encerrado y atrapado en un camino y el tiempo me empuja a toda velocidad por fases de pasividad, atrofia y decadencia hasta que me hundo por tercera vez, sin que la lucha haya servido de nada, ahogado por el tiempo. Es terrorífico. Pero como son mis propias elecciones las que me encierra, me parece inevitable: si quiero ser adulto, tengo que elegir, lamentar los descartes e intentar vivir con ello. 
No sucede así en el lujoso e impecable Nadir. En un Crucero de Lujo 7NC, pago por el privilegio de cederles a profesionales cualificados la responsabilidad no solamente de mi experiencia sino de mi interpretación de esa experiencia: es decir, de mi placer. Mi placer es gestionado de forma eficaz y sabia durante siete noches y siete días y medio... Tal como me prometieron en la publicidad de la línea de cruceros. No, tal como alguien ya llevó a cabo en los anuncios, con sus imperativos de segunda persona, que los convierte no ya en promesas sino en predicciones. A bordo del Nadir, tal como se vaticinaba de forma resonante en el clímax de la página 23 del folleto, consigo hacer (en letras doradas): "...Algo que usted no había conseguido en mucho, mucho tiempo: Absolutamente Nada"."

David Foster Wallace, Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer.


martes, 28 de abril de 2015

Orfidentalak




Bizi zaituen
animalia izu hori
zeru gorri baten pean
mundua gurutzatzen
azazkalak ilea eta beldurrak
(...)

Izen horiek denak osatzen dute zerrenda
zuk kaltetuen zerrenda
zuk eta zeu ere
behin geuk eraikitako 
ametsen eraizte neurtuak
desertsio desertuak
larrialditako deiek

denak banan banan 
zure aurrekari penalak
zeru gorriak
oreinak eta orfidalak

Gehiegi luzatzen diren
salbuespen egoeretarako
emergentziazko planak 

denak banan banan
zure aurrekari penalak
makrofikzio
intimoak, sexua, 
heriotza eta orfidalak
gehiagi luzatu ziren
salbuespen egoeratarako 
emergentziazko planak
(...)

animalia izu ta ederra zara.

Anari 





lunes, 20 de abril de 2015

La Mujer de los Pájaros




"-Adiós -le dijo Michael a la Mujer de los Pájaros.
-¡Comida para pájaros! -respondió ella con una sonrisa.
-Adiós -dijo Jane.
-¡A dos peniques la bolsa! -dijo ja Mujer de los Pájaros, mientras se despedía de ella agitando la mano.
Y se marcharon, caminando uno a cada lado de Mary Poppins.
-¿Qué ocurre cuando todo el mundo se va, como estamos haciendo nosotros ahora?- le dijo Michael a Jane. 
Se sabía de memoria lo que ocurría, pero lo suyo era preguntárselo a Jane, porque, al fin al cabo, era su historia. 
Así que Jane se lo contó, y él fue añadiendo las partes que a ella se le habían olvidado.
-De noche, cuando todo el mundo se va a la cama... -empezó.
-Y salen las estrellas -añadió Michael.
-Sí, y aunque no salgan. Los pájaros bajan desde lo alto de San Pablo y se ponen a corretear por el suelo, mirando a ver si queda alguna miga para dejarlo todo bien limpio para la mañana siguiente. Y una vez que han hehco eso...
-Te olvidas del baño.
-Ah, sí...  luego se bañan y se peinan las alas con las patas. Y una vez que han hecho eso, dan tres vueltas volando alrededor de la cabeza de la Mujer de los Pájaros y después se posan.
-¿Se le posan en los hombros?
-Sí, y también en el sombrero.
-¿Y en la cesta donde guarda las bolsas?
-Sí, y algunos en las rodillas. Entonces, ella les alisa las plumas de la cabeza y le dice a cada uno que tiene que ser un pájaro bueno.
-¿Se lo dice en el idioma de lo pájaros?
-Sí. Y cuando a todos les empieza a entrar el sueño y ya no pueden aguantar despiertos, extiende sus faldones, como hacen las mamas gallinas con sus alas, y los pájaros, poquito a poco, se van metiendo debajo. Y en cuanto ha entrado el último, la Mujer de los Pájaros, haciendo unos ruidillos parecidos a los que hacen las gallinas cuando empollan, se arrellana  sobre ellos y los pájaros duermen allí hasta la mañana siguiente. 
Michael soltó un suspiro de satisfacción. Le encantaba esa historia y nunca se cansaba de oírla.
-Y todo eso es verdad ¿no? -dijo, como siempre solía hacer.
-No -dijo Mary Poppins, que a todo respondía siempre que "no".
-Sí -dijo Jane, que siempre lo sabía todo."

P. L. Travers, Mary Poppins. 

viernes, 10 de abril de 2015

Anatomy of a New Yorker cartoon





jueves, 9 de abril de 2015

Aunque nadie crea seriamente en él




"GENERALMENTE encontramos lo que buscábamos en el último bolsillo. És­te es un principio basado en una experiencia adoptada, creo, en todos los países y en todas las familias, aunque nadie crea seriamente en él."
Georg Christoph Lichtenberg


Escrito en un libro abandonado en Viaje





Vengo de Beja,
voy al centro de Lisboa.
No traigo nada y no encontraré nada.
Tengo el cansancio anticipado de cuanto no encontraré
y la nostalgia que siento no es del pasado ni del futuro.
Dejo escrita en este libro la imagen de mi designio muerto:
Fui como hierba, y no me arrancaron.

Fernando Pessoa, Un disfraz equivocado.


miércoles, 8 de abril de 2015

How to say something nice about someone's art when you have nothing nice to say



Ilustración de Wendy MacNaughton 




miércoles, 1 de abril de 2015

I am Morley